Páginas

domingo, 27 de diciembre de 2015

La frase de la semana

Y para acabar el año un recordatorio, no hace falta ser perfectos, todos somos edición limitada
¡¡¡Felices fiestas!!!

domingo, 13 de diciembre de 2015

domingo, 15 de noviembre de 2015

La frase de la semana

Que sí, que escuchar los consejos de los demás está muy bien pero al final...
 ¡que cojones! haz lo que tengas que hacer y punto.

domingo, 1 de noviembre de 2015

jueves, 22 de octubre de 2015

Criando reyes y reinas

Se dice mucho lo de que los niños son el rey o la reina de la casa y a veces me pregunto si no nos estaremos tomando esta afirmación de forma demasiado literal. Me refiero a que a veces parece que realmente sean ellos los que mandan en la casa y los padres los criados. 

No digo esto a la ligera, veo a veces situaciones en la tienda que me hacen plantearme que algo estamos haciendo mal:
* ¿Qué al niño no le apetece probarse la ropa? Pues nos vamos sin más (¿pero no necesita ropa?¿no se la van a comprar hasta que al niño en cuestión "le apetezca" probársela?)
* ¿Qué la niña dice, incluso sin mirarlo, que no le gusta ese vestido? Pues nos vamos sin más (aunque la madre considere que necesita algo así).

Y ojo no estoy hablando de quinceañer@s que pueden tener ya su propio criterio y gustos, estoy hablando de peques de entre 2 y 5 años, que, como quien dice, acaban de aprender a hablar.

El otro día sin ir más lejos entró en la tienda una niña pequeña, ella solita. Cruzó la tienda y se fue hasta el fondo donde se sentó en el silloncito pequeño que tengo en el probador, cogió una revista de moda infantil y se puso a "leerla". 
A mí me hizo mucha gracia, la verdad, mientras me preguntaba donde estaría la madre. Ésta apareció al cabo de un poco y, sin siquiera mirarme, se acercó y le dijo a la niña: "Venga vamos a la calle". La niña respondió un simple "NO". Ante esto la madre se quedó sin más de pie, esperando. Al poco insistió un poco más: "Venga pequeña vamos" y la niña volvió a contestar: "NO, estoy leyendo".
La pequeña no tendría más de 3 ó 4 años y la madre seguía esperando de pie en mitad de la tienda sin hacer nada. Desde fuera de la tienda el padre le decía la madre: "Venga dile que nos vamos". La madre insistió una tercera vez: "Venga vamonos ya", y la niña volvió a decir simplemente NO.
Después de un rato largo, pasarían más de 5 minutos, la niña dejó la revista, se puso de pie y dijo: "Ahora he terminado de leer, ahora nos podemos ir". La niña salió por la puerta y la madre, de nuevo sin mediar palabra conmigo, fue detrás de ella.

Evidentemente yo no conozco la situación personal de esa familia, ni sus circunstancias, ni lo que haya podido pasar unos momentos antes de que la niña entrara en la tienda pero, ¿es normal que sea una niña de 3 ó 4 años la que decida cuándo, dónde y de qué manera? No digo que haya que sacar a la niña a rastras de la tienda, pero creo que SI es necesaria un poco más de firmeza en escenas como estas con los niños. Somos nosotros los padres, los educadores, los que tenemos que decidir cómo, dónde, cuando se entra, por qué se entra. Somos nosotros los que tenemos que poner las normas y los límites. 


No me entendáis mal, soy la primera que defiende una educación mucho más libre, mucho más tranquila y relajada que la que nos impusieron a nosotros nuestros padres. Nuestra generación creo que ha crecido bajo una educación más recta, más seria, más distante con los padres. Probablemente a muchos de nosotros nos cayó una buena torta en algún momento pero hoy en día parece que hemos pasado de un extremo al otro. No quiero decir que hay que pegarles a los niños ¡no por Dios! pero sí creo que es importante marcar unos límites y que vean en nosotros una forma de autoridad, amigable pero firme. 

Creo que no podemos dejar que sean ellos los que decidan, los que nos marquen sino que somos nosotros los que tenemos que decidir. Si desde pequeños les dejamos ir y venir libremente, hacer lo que les dé la gana y les damos todo lo que nos piden cada vez se esfuerzan menos, cada vez hacen menos y se piensan que en la vida todo se les tiene que dar hecho, yo lo veo con mis hijos. La vida no es jauja y si desde pequeños no van aprendiendo lo que es el esfuerzo, la frustración en pequeñas dosis, y el valor de obtener por ellos mismos las cosas, de mayores serán adultos infelices e incapaces de aceptar que las cosas no son siempre como a uno le gustaría.

Así que creo que, aunque nos cueste, a mí la primera, nos tenemos que poner un poquito más serios con ellos ¿no os parece? Me imagino que muchos no estaréis para nada de acuerdo conmigo y que este post traerá cola pero me encantaría saber vuestras opiniones ¿qué creéis que es mejor? ¿cómo educar a nuestros hijos?

domingo, 18 de octubre de 2015

La frase de la semana

Porque la perfección no existe y la búsqueda de algo que no existe nos hace esclavos e infelices. 
La imperfección nos hace libres.


domingo, 11 de octubre de 2015

La frase de la semana

Deja de preocuparte por lo que podría ir mal y céntrate en lo que podría ir bien. 
Porque ser prudente está bien pero cuando el miedo nos paraliza no nos sirve ¿no te parece?



viernes, 9 de octubre de 2015

Habitaciones infantiles: Una de estanterías

Cuando uno va navegando por Internet se encuentra inevitablemente algunos patrones que se repiten, bien sean estilos, objetos, animales o tipografías... cuando ya la repetición de estas "cosas" empieza a ser preocupante creo que es el momento de llamarle "tendencia".

Eso me ocurrió con la estantería String, una estantería sencilla de acero y maderaque me hubiera pasado totalmente desapercibida sino no hubiera sido porque me trajo inmediatamente al recuerdo a una estantería modular que había en casa de mis padres cuando yo era pequeña.

Indagando posteriormente he descubierto que la estantería String fue originalmente diseñada en 1949 por el arquitecto sueco Nils Strinning, con la particularidad de que permitía, añadiendo o quitando módulos, una infinidad de variantes. A día de hoy sigue comercializándose y se ha convertido en un icono de diseño del siglo XX. Algo que una arquitecta como yo debería haber sabido ya ¿no? Pues no, todos los días se aprende algo :)

Aquí el susodicho Nils Strinning, foto vía: String

¿Y la estantería que he heredado de mis padres y que tanto me había recordado la String? Pues resulta que es una estantería modular Multistrux comercializada en España por Multimueble durante los años 60 y 70 .¡Toma ya! Así dicho suena mucho mejor que como la llamaba mi ex "esa estantería cutre de hierro negro" y que si no fuera por mi testarudez hubiera acabado en la basura.

                                                                                     Foto vía: Todocolección
Foto vía: Etxekodeco, por cierto podéis leer su visión del tema en su blog aquí.

Total, que me voy por las ramas, que últimamente no paro de ver la estantería String en toda habitación infantil que se precie, y he pensado en poneros unos ejemplos, por si a vosotros también os ha entrado la fiebre por este tipo de estanterías. 
Y mientras, me estoy planteando muy seriamente recuperar del trastero la estantería original de mis padres y darle el lugar que le corresponde en la decoración de mi casa ¿Será un crimen pintarla de blanco?¿algún experto en la sala que me de su opinión?

¿En blanco minimalista? 








¿o en madera en clave vintage?

miércoles, 7 de octubre de 2015

¿Nos echamos unas risas?

Hay veces que sólo hace falta reírse un poquito, aunque sea de uno mismo. Hay días en que uno lo ve todo negro y de repente los nubarrones se deshacen sólo por echarse una buena carcajada.

El otro día me pasó una cosa inusual, inusual porque, por aquí, por el norte, no somos muy dados a entablar conversación con un desconocido cualquiera, será que el hecho de tener todo el día el nubarrón encima, en el cielo, nos lo coloca encima de la cabeza también, al menos yo así me siento.

El caso es que el otro día iba en el autobús y de repente la chica que iba a mi lado se empezó a reír, ella sola. La miré, claro. El autobús había parado delante de un hotel donde un concurrido grupo de jugadores de rugby se apelotonaba a la puerta, estaban de espaldas a nosotros. La chica que no paraba de reír me dice: “He visto a un grupo de rugby y he pensado voy a alegrarme la vista con estos fornidos chavalillos” Pero resulta que el grupo de "chavalillos" estaba ya entradito en años y lo que debería haber sido un desfile ante nuestros ojos de músculos bien definidos se transformó en un concurso de barrigas cerveceras. Que oye, seguían de buen ver, pero claro no es lo mismo y para nada era al parecer lo que se había cruzado por la mente de mi compañera de bus.

El caso es que su risa contagió la mía y allí estábamos dos desconocidas riéndonos como locas por una tontería cualquiera. Y cuando ya se nos pasó el ataque de risa ella va y me dice: “Es justo lo que necesitaba hoy, unas buenas risas”. Y las nubes se abrieron.

El resto del trayecto lo pasamos hablando: de lo bonita que es nuestra ciudad, del lujo que es vivir en ella y poder disfrutar de su paisaje todos los días, algo que todos los que vienen de fuera aprecian pero que, a los que vivimos aquí, de vez en cuando se nos olvida. Cuando la chica se bajó en su parada y se despidió de mi con una flamante sonrisa pensé que, efectivamente, hace falta muy poco para que un día que ha comenzado como una mierda se transforme en algo bien distinto. 

Y me vino a la mente otra anécdota vivida hace ya muuuuuuchos años con mi madre, que en paz descanse: Un día nos acercamos a los aledaños de un monte y vimos un grupo de montañeros que portaban una especie de palos de esquí en las manos. Nosotros, en nuestra absoluta incultura e ignorancia, lo tomamos por eso, por palos de esquí y nos pareció una absoluta incongruencia y súper divertido que esos montañeros llevaran palos de esquí cuando no había nieve en muchísimos kilómetros a la redonda. Y empezamos a descojonarnos, como idiotas, como nunca, hasta dolernos la tripa. Y cuando vino un entendido a explicarnos para que servían esos palos de esquí y dejarnos en el más absoluto de los ridículos, aún nos reímos más, de nosotros mismos, de nuestra ignorancia.

Aún recuerdo de vez en cuando esa anécdota, e invariablemente me saca una sonrisa. Una absoluta tontería se ha convertido en uno de mis recuerdos más divertidos y que con más cariño atesoro. Porque reírse esta bien y reírse de uno mismo es aún mucho mejor. Porque no somos perfectos, no podemos saberlo todo, y eso está bien.
La vida con humor es más vida, aunque los nubarrones nos acechen ¿te ríes conmigo?

martes, 6 de octubre de 2015

Embarazada y estilosa

Y seguimos estrenando secciones ¡aprovechen señores que estoy que lo tiro! Si cuando estaba embarazada hubiera existido Pinterest otro gallo me hubiera cantado y hubiera sido la embarazada más mona en varios kilómetros a la redonda ¿tú lo estás? pues ¡ala! (y pechuga que de eso a las embarazadas no nos falta)
¡toma inspiración! ;)



lunes, 5 de octubre de 2015

Corazón de león: Autumn Winter 2015-16

Ya tenemos en tienda la nueva colección para este invierno de Corazón de León. Es la primera colección de invierno para esta joven marca y en ella Edurne ha apostado por prendas de aire romántico y vintage, en colores azules, grises y rosas en tejidos tradicionales como la micropana, la espiga o el plumeti. 
Una apuesta segura, con prendas cómodas, calentitas y con encanto. Os dejo con las imágenes para que juzguéis vosotros mismos ;)






domingo, 4 de octubre de 2015

La frase de la semana

Me encanta "coleccionar" frases y llevo tiempo pensando en compartir con vosotros lo que para mí son pequeños bocados de inspiración aunque no terminaba nunca de decidirme, así que... ¿qué os parece si empezamos por el principio?
"Simplemente empieza"
Corto y poderoso ¿no os parece? 

viernes, 2 de octubre de 2015

Habitaciones infantiles: Todo al blanco

Apostar por el blanco en decoración es una apuesta segura. Con un fondo neutro en paredes y muebles y jugando solamente con el color en los complementos se pueden conseguir "looks" completamente diferentes para una misma habitación. Pero, ¿y si toooodo va en blanco? Pues sí, el resultado lejos de ser frío me encanta y es un recurso muy utilizado sobre todo en los países nórdicos que tienen que aprovechar la luz al máximo. Pero me surje una duda, ¿cómo resistirá a las manitas sucias de los peques? ¿vosotras que opináis?


















































Podéis ver estas y más habitaciones en las que predomina el blanco en mi tablero de pinterest aquí

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails